Bienvenidos

FM CIUDAD es una radio con visión joven, utilizando tecnología y toda la herramienta de última generación volcada en este instrumento tan tradicional y con tantos años de utilización pública como es la radio.
Toda la programación está relacionada entre cada programa, manteniendo un estilo, único en la zona, y con la regla número uno, que es darle positividad en la información como así también el contacto constante con la audiencia a través de las distintas maneras de comunicación.
Nuestro objetivo… plasmar en su señal el sentir y el clamor Sanpedrino, brindando un servicio que aliente y acompañe el desarrollo y crecimiento de nuestra ciudad.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Poco a poco, logran mejorar las condiciones de vida en Alecrín

En el dia de la fecha se inaguro la sala del CAPS, construida con fondos donados por un padrino, en un trabajo en conjunto con el ministerio de salud publica y la municipalidad de San Pedro• En 2010, un equipo de médicos de San Pedro, gestionó el aula satélite 



SAN PEDRO. En la Aldea Alecrín, ubicada sobre ruta 20, viven alrededor de cincuenta niños mbya guaraní. Hasta 2010, ninguno de ellos había accedido a una escuela. Ese año un equipo de médicos de Atención Primaria de la Salud (APS) que visita esta y otras aldeas de la zona, presentó un proyecto para poder habilitar un aula satélite en la comunidad. 
En sólo tres meses fue aprobado y comenzó a funcionar bajo un pequeño techo, con bancos de madera fabricados por algunos adultos de la comunidad. Poco tiempo después, lograron construir un salón de madera. La escuelita depende de la Escuela Bilingüe 812 de Pozo Azul y la maestra es Sandra Aranda.
En el dia de hoy se ignaguro un CAPS de material construido con aportes de un empresario de Buenos Aires, que es padrino de la aldea. Los cimientos y paredes fueron construidas por los paisanos mbya. Este espacio, que cuenta con consultorios y baño, sin dudas mejorará las condiciones de atención a niños, madres, padres y ancianos, y permitirá preservar los insumos y medicamentos.


Entre visita y visita a la aldea para los controles médicos y vacunaciones, la técnica de APS Lucía Sherer, su esposo, el médico clínico Sergio Fuenzalida Cerda y la médica Amalia Melnichuk, junto al promotor de salud guaraní Victoriano Benítez y el cacique Sandro Velázquez, fueron encausando las grandes necesidades de la comunidad. Luego de lograr la escuela, una gran deuda pendiente en la aldea, siguieron otras demandas urgentes, como el agua y la luz. 
“Todo lo que se fue logrando fue con el apoyo del equipo de APS, comunidad de San Pedro, funcionarios de la provincia y colaboración de fundaciones y empresarios

El agua que usaban en la aldea la traían en bidones desde una vertiente del monte. Los guaraníes debían caminar varios metros para poder contar con el líquido vital. Para mejorar la provisión, tramitaron con el ministro de Salud Pública, Oscar Herrera Ahuad, una perforación y así lograron un pozo de agua. También gestionaron la conexión de luz para la aldea. 
Cabe señalar que la comunidad Alecrín recibe ayuda de la Fundación Schcolnik, el Grupo Plastar -un grupo empresario- y Farmacéuticos sin Fronteras (FSF). 
“Las fundaciones nos enviaron 1.780 kilos de víveres, ropa, juguetes, golosinas, libros y computadoras que fueron reacondicionadas”, destacó Fuenzalida. Respecto a FSF, señaló que proveen de los medicamentos que hagan falta: “les mandamos una lista con los medicamentos por correo electrónico y ellos envían al Hospital -de Nivel I- de San Pedro”. 

Controles de salud
Sherer y Melnichuk realizan APS en cuatro comunidades de la zona. Además de Alecrín, concurren periódicamente a Guavirá Potí, Tekoá Arandú y Pozo Azul. “Las aldeas aceptan y solicitan la atención médica tradicional, las madres ahora se acercan a las vacunaciones, conversamos. Hace un tiempo no era así, estaban más distantes, casi sin hablar. Ahora si pasan algunos días y no vamos, se comunican por el celular para preguntar qué pasó, y cuando llegamos salen a recibirnos. Uno aprende a trabajar y a quererlos, se genera un vínculo”, destacó Sherer.
Con las madres, suelen realizar charlas sobre embarazo, cuidado de los niños, alimentación -hay algunos niños con bajo peso. “Se notan mucho los cambios. Mientras hacemos los controles -de peso y talla- o cuando revisamos a los chicos, voy charlando con las madres, haciendo recomendaciones sobre los cuidados, la nutrición, y se notan cambios”, agregó.

“Un lugar en el mundo”
“El trabajo en la aldea es muy diferente al de la ciudad. Uno se siente útil”, señaló Fuenzalida, de nacionalidad chilena, quien se radicó en Argentina en 1973, ya que decidió dejar su país ante el golpe de Estado. A los 27 años comenzó Medicina en la universidad Nacional de Rosario (Santa Fe). Llegó a San Pedro en 1988, donde se estaban convocando médicos para zonas rurales. “San Pedro es mi lugar en el mundo”, afirmó.
Sherer, con quien está casado hace 22 años, indicó que la medicina en las comunidades “a mí me hace mantener los pies sobre la tierra”. 
“Tengo un gran afecto por las comunidades mbya -continuó Fuenzalinda-, por la honradez que tienen, que no la vemos en el resto de la sociedad. Ellos jamás te tocan algo y eso merece mucho respeto”.

www.salud.misiones.gov.ar